Una asamblea es uno de los instrumentos más efectivos que el profesor o profesora tutor/ a puede emplear para desarrollar en las alumnas y los alumnos la capacidad de autocontrol en lo que se refiere al grupo clase. Permite a los alumnos y alumnas solucionar por ellos mismos los problemas disciplinarios que surgen e ir desarrollando paulatinamente hábitos de participación adecuados dentro del Centro. A medida que la asamblea de alumnos y alumnas va incrementando su capacidad de decisión y de madurez, el papel del profesor o profesora va desapareciendo y lo ideal sería que interviniera solamente como árbitro en decisiones difíciles para el grupo, pero sin imposiciones permitiendo a los alumnos y alumnas que fueran madurando y asumiendo los errores a los que a veces la toma de decisiones conlleva.

Sin embargo hay que decir que no es fácil la tarea porque el desarrollo de hábitos participativos adecuados es un proceso lento, pero que conduce a un alto porcentaje de éxito. Aquí os adjuntamos dos documentos sobre la puesta en marcha de una asamblea de clase y cómo se debe dinamizar la misma para que sea efectiva.
Documento sobre la puesta en marcha de una asamblea de clase


Presentación sobre cómo se organiza una asamblea


Documento para recogida de propuestas de debate en la asamblea